jueves, 15 de octubre de 2015

Cómo salvar los océanos con impresión 3D

Cuando en mayo de 2013, David Katz acudió a un curso en la Universidad de Singularity con el fin de poner un negocio en marcha sólo tenía claro que quería que girase en torno a tres P (por sus siglas en inglés): personas, plantea y beneficio.

Días después la iniciativa Pastic Bank ya estaba en marcha con el objetivo de generar ingresos a las comunidades más desfavorecidas con la recogida de plásticos. Ello ha sido posible gracias a convertir en materia prima un desecho. Comenzó con un pequeño experimento en Perú, concretamente en Lima, y posteriormente en Haití. Tras recoger el plástico, el material se aplasta en fránulos y se vende como materia prima denominado "plástico social" y se realiza una fuerte campaña de comunicación para que las empresas demanden este material para sus embalajes. La materia prima también puede someterse a un proceso de extrusión y utilizarse en impresión 3D como vemos en el vídeo.


La organización con sede en Vancouver abona a las personas que acercan el plástico a las zonas de recogida con dinero o con bienes y servicios, como combustible para cocinar, conexión wifi o energía para cargar sus celulares. Según explica el promotor de esta iniciaitva, el combustible para cocinar en Haití puede representar el 30 % del presupuesto de una familia por lo que en muchos hogares hay que elegir entre alimentar a los hijos o pagar el coste de la educación. Con esta iniciativa, añade, les ayudamos a que puedan escolarizar a sus hijos.

Plastic Bank vende la materia prima a los fabricantes a un precio superior pero con el incentivo de que están contribuyendo a reducir la pobreza, los residuos y la desigualdad social. Pero incluso están estudiando la viabilidad de que lso recolectores se conviertan en microempresarios y sean ellos mismos capaces de fabricar los filamentos para las impresoras 3D o incluso los productos finales impresos. Podéis obtener más información sobre esta iniciativa en su página web aquí o a través de sus redes sociales Facebook o Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario