lunes, 4 de mayo de 2015

Un barco como planta de generación de energía

¿Qué uso se le puede dar a un buque pesquero más allá del desguace y evitando el riesgo de terminar plantado, literalmente, en el medio de una rotonda? En Stadthavet, al oeste de Alesund, le han encontrado un noble fin a un pesquero que permance anclado en alta mar como planta de generación de energía.

La idea es tan brillante como simple puesto que el buque genera electricidad a partir de la fuerza natural del mar, funcionando, según el ingeniero del proyecto Edgar Kvernevik en Kvernevik Ingeniería AS, como una bicicleta. Exactamente de la siguiente manera:  en la proa del buque se han instalado cuatro grandes cámaras en las que sube el agua cuando las olas golpean y generando un aumento de presión que acciona cuatro turbinas, una en cada cámara. El barco, al suir de nivel, contribuye generando una presión adicional de aire en las cámaras, cuando la altura de la ola es elevada.

 "Todo lo que tenemos que hacer es dejar que el barco atracado en una zona en la que haya suficiente energía producida por las olas. Todo está diseñado para ser controlado remotamente desde tierra", añade Edgar Kvernevik. La capacidad nominal de la planta es de 4 x 50 kW - 200 kW en total de manera que se pueden alcanzar los 320.000 kWh al año. Pero el plan va más allá de la generación de electricidad ya que en una segunda fase se espera instalar una planta de producción de hidrógeno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario